Luz.

dia-contra-violencia-genero-resumen

Este primer relato lo escribí para el concurso de microrrelatos contra la violencia de género del año 2016-2017 del Instituto de Cultura de Zaragoza siendo este finalista de Aragón. Es una historia a modo de crítica a un tema completamente cotidiano que no vemos o no queremos ver. Me gustaría compartirlo con vosotros para motivaros a uniros a esta lucha. Cualquier contribución, por pequeña que sea ya ayuda a la causa.

Oscuridad. ¿Donde estoy? Oscuridad. ¿Donde esta ahora papa? Oscuridad. ¿Quién me está hablando? Luz. ¿Es mama? Luz. ¿Qué es lo que esta diciendo? No la entiendo. Oscuridad.

-Papa dice que estas bien, tranquila ahora está llamando al médico.

Oscuridad.

No siento los brazos ni las piernas, no puedo estar bien.

Oscuridad.

-Diremos que te has vuelto a caer.

Oscuridad.

Me duele pensar, me estoy apagando.

Oscuridad.

-Arreglaremos esto como siempre solucionamos lo que hacemos mal, solo abre los ojos.

Oscuridad.

-Vamos cariño abre los ojos. Papa dice que no es para tanto.

Oscuridad.

-Necesito un último esfuerzo, solo pido decir una última cosa antes de irme. ¡Los abriré!

Luz.

-Te limpiaré un poco la sangre antes de que llegue el médico. Tranquila, mama está aquí.

Luz.

¿Por qué llora?

Oscuridad.

-Vamos hija, tu puedes, se que puedes, ¡lucha!

Luz.

¿Se ha dado cuenta de que papa es malo?

Luz.

Encontré la fuerza para hacerlo y conseguí abrirlos.

Luz.

-Hoy papa se ha cabreado un poco más, dice que no volverá a pasar.

Oscuridad.

A mama se le está yendo la sangre de la cara por las lágrimas. Estos últimos moratones serán difíciles de esconder.

Oscuridad.

-Todo saldrá bien.

Luz.

Mama estaba volviendo a hacer otra llamada. 0… 1… 6…

Luz.

-No saldrá bien. Yo he abierto los ojos, pero ahora mama has de abrirlos tu. Porque yo no voy a poder volverlos a abrir.

Luz y oscuridad.

-Saldré de esta cariño, te lo juro.

Luz.

3 comentarios sobre “Luz.

Agrega el tuyo

  1. Cualquier abuso implica ejercicio deshonesto del poder, sea de la naturaleza que sea.
    Ese uso deshonesto del poder nos convierte en seres despreciables.

    “La crueldad, en suma, nace del sentimiento de la propia insuficiencia y es un mecanismo que busca compensar una inferioridad (real o imaginaria) mediante el procedimiento de dañar y dominar a otro, lo que genera un placer y una satisfacción que tiene su origen en el sentirse, aunque no sea más que durante el tiempo que dura el atropello, fuerte y superior. Mas consumado el goce, de nuevo brota la angustia, y el proceso volverá a ponerse en marcha una y otra vez, sea con la misma víctima, sea con otra distinta. Y hasta es posible que entre uno y otro ataque haya manifestaciones de arrepentimiento y promesas de regeneración. Es inútil; las más de las veces son falsas; pero aún en el supuesto de que fuesen sinceras, el dispositivo volverá a dispararse tarde o temprano, con el carácter irrevocable e irremediable de una ley” (Alfonso Fernández Tresguerres, De La Crueldad, El Catoblepas)

    Dar voz a estos abusos es en parte “armar” a las víctimas.

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola Apemanto tu comentario esta relacionado con un ensayo social que estoy trabajando. Me ha parecido curiosa tu cita y espero que cuando publique mi ensayo me des tu opinión. La esperaré.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: