Experiencias del vigésimo NaNoWriMo.

Aquí narro mis experiencias y vivencias durante las últimas semanas de octubre completando la preparación del NaNo y durante noviembre participando en la prueba. 

Este último noviembre del 2019 me presenté por primera vez al NaNo. Por un lado me imaginaba que sería una gran prueba en solitario en la que tendría que dar lo máximo de mi para superarla, pero lo que me encontré fue algo muy diferente. Las semanas anteriores en octubre hondeé buscando participantes del reto de todas partes de España ya fuese en Telegram, Facebook o la propia aplicación del Nano. ¿Qué me encontré? Una gran comunidad de escritores y escritoras que no tardaron en convertirse en mis compañeros y en mis amigos. Tal y como se lo logré explicar a mis amigos: He encontrado a personas de mi misma especie. 

Octubre pasó rápido y empezó el mes de la escritura nacional. Me lancé sobre el teclado y empecé mi nuevo proyecto Memorias de Artkos, el niño vagabundo convirtiendo esta novela en el preludio de mi saga El Archipiélago de Cristal.

Los primeros días prácticamente solo vivía para escribir, como mínimo escribía ocho horas diarias y los días que más ascendían hasta dieciséis. Me había obsesionado. Cada día antes de desayunar ya buscaba algún compañero o compañera en el grupo de Telegram que quisiera hacer un sprint matutino para empezar bien el día. Al igual que lo hacía a media mañana, antes de comer, después de comer, por la tarde y por la noche. Los sprints sin darme cuenta se habían convertido en mi juego favorito de noviembre. Llegó finalmente el duodécimo día del mes de la escritura nacional y mi cabeza colapsó, el esfuerzo de las casi dos primeras semanas hizo que me bloqueara y no supiera como continuar pese a que en mi preparación de octubre tuviera el hilo narrativo perfectamente guiado hasta el final. Me entraron migrañas durante casi cuatro días seguidos alejándome aun más del proyecto. Os recomiendo que no cometáis mi mismo error, no os obsesionéis intentando llegar al máximo de palabras posibles cada día en mi afán por superarlo lo antes posible acabó convirtiéndose en un arma de doble filo, la cual me frenó y casi hasta deprimió. Pasado el horrible dolor de cabeza comenté mi situación a los compañeros y compañeras del grupo de Telegram (por aquel entonces era raro que desapareciera sin dejar rastro) y estos se lanzaron a ayudarme y a animarme haciendo todo lo que estaba en su mano, hasta que salí de aquel fatídico colapso logrando superar las cincuenta mil palabras del reto el día 20 de noviembre.

Entrado ya enero del 2020 sigo dudando de si habría sido capaz de superar tan rápido el NaNo si no hubiera sido por el gran compañerismo, los ánimos y los apoyos que nos dábamos diariamente a casi cualquier hora durante el transcurso de la prueba de fuego. Y ahora estoy seguro de que no, pese a que vivamos en decenas de sitios diferentes de España y separados por cientos de kilómetros me sentía a su lado.

Muchas gracias Alinadamas, Muffin Adorable, Helena, Shira M. Collins, YueDMunch, Arckham, Señor Cherokke, Ansett, Máximo Saez, Galadriel T, Vir, Nuria, Borja, Susana, Ace Luke, Ele, Ibice, Elena, Tako, Marta, L. ¡Y a todos los demás que me he dejado por mencionar!

Si no hubiera sido por vosotros, esto…

Foto certificado NaNo

… no coronaria mi biblioteca. Os agradezco muchísimo vuestro apoyo, deseo que llegue el nuevo noviembre 2020 y volvamos a quemar nuestros teclados juntos.

Link a posts relacionados: 

¿Qué es NaNoWriMo?

Consejos sencillos para superar el NaNoWriMo.

Lista de quías para escritores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: