¿Cómo elegir la tipografía de nuestro libro?

Aquí os traigo un segundo post que junto a: ¿Cómo diseñar la portada de un libro? servirá para completar más detalladamente la guía: ¿Cómo maquetar un libro?. ¡Espero que os sirva de gran ayuda y os empuje a publicar vuestras obras!

La tipografía es un elemento crucial para un libro. Sabemos que hay un gran abanico de posibles candidatos para elegir. ¿Pero cuál es el mejor? Podemos hablar de mejores y peores, más bonitas o más feas, pero nos estaríamos equivocando. Si eliges una tipografía muy gráfica como sería por ejemplo una letra muy alargada y curva acabaría siendo ilegible a la larga. Los ojos se cansarían a las pocas páginas y se abandonaría. Pasa de igual forma si elegimos una tipografía pobre o de extrema sencillez, como es el caso de las que no tienen serifa. Un ejemplo de esta tipografía que conocerá todo el mundo es la Arial.

Sabiendo esto, ¿cómo podemos elegir una letra adecuada? Uno de los mejores consejos es la comprobación de otros libros. Siempre es recomendable cotejar la tipografía de varios libros ya publicados, siempre que sean del mismo género y si puede ser cuando más actuales mejor.

Tras ello veremos que habrá ligeras variaciones de unos a otros, pero siempre tendrán en común las terminaciones de las grafías. Tendrán remates llamados serifas.

Ejemplo de letras con serifas.

¿Por qué las letras serif o con serifas son las más aptas? Se podría decir que estas terminaciones son más “divertidas”. Rompen la sencillez de las sans serif y no son tan dibujadas como las gráficas. Tampoco hay que descartar la tipografía grafic, ya que puede ser útil para los títulos de los capítulos. O al igual que en el título de la propia portada véase el post; ¿Cómo diseñar la portada de un libro?

Ahora contemplaremos una lista de posibles candidatas a tener en cuenta. Tendrán ligeras variaciones, pero todas tendrán estas terminaciones o detalles comentados.

En primer lugar, la tipografía; Garamond.

Texto aleatorio de Kafka con tipografía Garamond.

En segundo lugar, la tipografía; Bodoni.

Tipografía Bodoni MT

En tercer lugar, la tipografía; Palatino.

Tipografía Palatino Linotype.

En cuarto lugar, la tipografía Baskerville.

Tipografía Baskerville Old Face.

En quinto lugar, la tipografía Georgia. Con esta letra escribí mi primera novela y la acabé aborreciendo, hay otras mejores.

Tipografía Georgia.

Por último el tamaño de la letra. En este aspecto también es importante a tener en cuenta. Hay que fijarse en diversos factores que pueden alterar el tamaño de la letra como son por ejemplo el tamaño del interlineado, la distancia de los márgenes, etc.

Los puntos de tamaño en los que suele variar son; del 11 al 13. Siempre habrá que adaptarlos a la tipografía elegida. Algunas pueden requerir un punto más alto que otra para que su lectura sea más legible. Una buena forma de cerciorarse de que se está decidiendo correctamente es calcular los caracteres totales (con espacios) que quedan por línea. Si la cifra ronda entre los 50-70 estará bien.

Espero que esta guía os haya ayudado sacándoos de dudas. ¡No olvidéis completar la información con el resto de guías!

Enlace a la lista de posts para escritores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: