Artículo del cuento; Muchacha sin manos. Versión de los hermanos Grimm de 1812.

Artículo del cuento; Muchacha sin manos. Versión de los hermanos Grimm de 1812. Análisis, resumen, opinión crítica y el propio cuento.


Al final del relato encontraréis el enlace al cuento original.


Análisis del cuento:

Los hermanos Grimm se encontraron con distintas versiones de este cuento, por ello las versiones anteriores a la de 1812 presentan bastantes cambios, al igual que existen diversas interpretaciones del cuento.

En las versiones antiguas se narra con más detalle (por ejemplo, el diablo se ríe cuando el molinero cree que se refiere al manzano).

Presenta un error en el tiempo narrativo, hay un repentino salto al presente, en caso de las versiones anteriores, el tiempo narrativo siempre es en pasado.

En esta versión se pierde bastante el carácter religioso de las versiones anteriores, la historia se vuelve mucho más popular. La cantidad de escenas en lo que lo religioso se omite o se cambia son tantas que no las numeraré, pero sucede a lo largo de todo el relato.

Y, por último, resaltaré la presencia de los valores numéricos que tanto les gustan a los Grimm, el tres por su puesto y el número siete.

Resumen:

El cuento nos presenta en primer lugar una familia de molineros que era muy pobre. Un día el padre hace un trato con un viejo, el cual resulta ser el diablo. Este le promete hacerle rico a cambio de lo que tiene detrás del molino. El hombre piensa que es su manzano, pero en realidad se trata de su hija.

El diablo trata de llevarse a la niña hasta en tres ocasiones, pero cuando ella estaba limpia, perdía los derechos sobre ella. Hasta el punto de que en la segunda visita obliga al molinero a cortarle las manos a su hija, quien acaba obedeciendo.

Tras la tercera visita del diablo, la muchacha se va de casa y llega al jardín del rey. Empieza a trabajar cuidando de las gallinas y poco a poco el joven príncipe se enamora de ella, hasta que al final se casa. Tras la muerte del rey, el príncipe y la hija del molinero pasan a heredar el reino.

El nuevo rey ha de marcharse a la guerra y abandona el castillo. Mientras tanto la reina da luz a su hijo y le envía una carta para notificárselo. El diablo que hasta el momento seguía buscando el mal de la muchacha sabotea hasta en dos ocasiones al mensajero, causando la expulsión de la reina.

La muchacha caminando por un bosque se encuentra un viejo que le aconseja dar tres vueltas a un árbol y le vuelven a crecer las manos. Después le encamina a una casa, donde viviría sin abrir la puerta a nadie que no pida entrar en el nombre de Dios tres veces.

La primera persona que lo hace es el rey en la búsqueda de su amada, quien encuentra en la casa. Conoce a su hijo y se van a vivir al castillo, donde vivirán felices.

Opinión crítica:

Viendo el título, no sé porque me ha sorprendido tanto que el molinero cortara las manos de su propia hija, que curioso gusto macabro tenían los Grimm por sus cuentos. Se me ha hecho muy raro que tras medio cuento el diablo yendo detrás de la muchacha desapareciera de repente. La moraleja en cambio está bastante clara en este relato, modelo que hoy en día aún deberíamos seguir sin mirar atrás.

Si quieres leer el cuento original, pincha aquí.

Enlace a más artículos y cuentos de los hermanos Grimm.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: