Todo lo que tienes que saber sobre una ESCENA.

Breve guía donde encontrarás todo lo que tienes que saber para elaborar tus propias escenas, ya sean de un relato o de una novela. ¡Espero que te guste y te sirva!

La escena consiste en una acción concreta sucedida en un momento concreto. Tanto un relato como una novela se componen de escenas encadenadas una detrás de otra. La estructura escénica adecuada para cualquier texto, principalmente para una novela, es el planteamiento, nudo y desenlace.

En el planeamiento presentamos la acción, el hilo conductor que nos lleva al conflicto principal y donde vamos dando pequeñas pinceladas de lo que va a suceder a continuación. Es el momento de presentar a nuestro protagonista, su objetivo y el contexto en el que se desarrolla.

El nudo es la parte más extensa de la obra. Suele ocupar tres o cuatro veces más que el planteamiento y el desenlace juntos, y es donde tienen lugar la mayoría de los acontecimientos y donde se desarrolla el conflicto. Otra de sus características es la progresión dramática, que debe ir de menor a mayor.

El desenlace no es el final, pero es la escena donde se resuelve el conflicto, donde se acaba la acción. Ahí veremos a los personajes evolucionar o involucionar. El clímax que trae el desenlace debe constituir el culmen y estar a la altura de la progresión dramática que hemos establecido.

Pero, como todo en literatura, es discutible. Ya que la literatura es creación, no estamos obligados a que aparezcan las tres partes. Hay muchísimos libros que no se definen según este esquema, que tienen finales circulares (ejemplo, La Odisea de Homero), una estructura desordena o inversa (ejemplo, Un Cadáver Muy Frío de Ana Bolox). Y quizá es importante no seguir las pautas normales, saliendo de lo esperado y añadiendo un toque de originalidad.

Lo importante es atrapar al lector en esa escena primera, que le obligue a quedarse, a sumergirse en la historia. Luego, hay que mantener la continuidad, que la fuerza narrativa siga mediante términos que recuerden a otros ya mencionados, puesto que el ritmo no debe caerse.

Las escenas se basan en esos momentos encadenados, en los ritmos de la obra. Si cambiamos de escena tenemos que hacerlo de una forma en la que el lector se sienta cómodo, pero que, a la vez, vea claramente que existe ese cambio.

Cuidado, mucho cuidado, en los principios y finales, con los Deus Ex Machina, los eventos que suceden por conveniencia, porque sí, y no por una consecuencia lógica de la obra.


Aquí tienes el enlace directo a mi lista de guías para escritores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s