Todos los usos de la coma.

En este post encontraréis tanto los usos principales de la coma como los más raros e inusuales.

La coma indica una pausa breve que se produce dentro del enunciado. El signo con el que se representa es: ,

Usos Principales de la coma.

1.- Se emplea para separar los miembros de una enumeración, salvo que vengan precedidos por algunas de las conjunciones (y,e,o,u)

Ejemplo:

Voy a ir a comprar pan, leche y huevos.

Voy a ir a comprar pan, leche, huevos, etc.


2.- Cuando los elementos de una enumeración constituyen el sujeto de la oración o un complemento verbal y van antepuestos al verbo, no se pone coma detrás del último.

Ejemplo:

Juan, Pedro y Javier son hermanos.


3.- Se usa la coma para separar miembros gramaticalmente equivalentes dentro de un mismo enunciado, a excepción de los casos en los que medie alguna de las conjunciones (y, e, ni, o, u).

Ejemplo:

Estaba asustado por suspender, por perder el campeonato, por enfermar.

Para escribir bien has de estudiar, practicar y leer mucho.

4.- Se coloca una coma delante de la conjunción cuando la secuencia que encabeza expresa un contenido (consecutivo, de tiempo, etc. distinto al elemento o elemento anteriores).

Ejemplo:

Se compraron una casa, un coche, un garaje, y se casaron.


5.- Se coloca una coma cuando la conjunción está destinada a enlazar con toda la proposición anterior, y no con el último de sus miembros.

Ejemplo:

Pidió una cerveza, una croqueta y una hamburguesa, y se fue sin pagar.


6.- Siempre será recomendable el uso de la coma cuando el período sea especialmente largo.

Ejemplo:

Los jugadores del equipo fueron perdiendo fondo físico por la edad, y acabaron por no ganar ningún partido.


7.- Se usa la coma en una relación cuyos elementos están separados por punto y coma, el último elemento, ante el que aparece la conjunción copulativa (esto es, “que liga y junta dos cosas”), va precedido de coma o punto y coma.

Ejemplo:

En España viven los españoles; en Madrid, los madrileños; en Cataluña, los catalanes; en Teruel, los turolenses, y los murcianos, en Murcia.


8.- Se escribe una coma para aislar el vocativo (“llamar o invocar a una persona o cosa”) del resto de la oración. Cuando el vocativo va en medio del enunciado, se escribe entre dos comas. También cuando se interrumpe el sentido del discurso con un inciso aclaratorio o incidental, sobre todo si este es largo o de escasa relación con lo anterior o posterior. Para intercalar algún dato o precisión: fechas, lugares, significado de siglas, el autor u obras citados. Cuando dentro de un enunciado o texto que va entre paréntesis es preciso introducir alguna nota aclaratoria o precisión. Para encerrar aclaraciones o incisos que interrumpen el discurso. En este caso se coloca siempre una raya de apertura antes de la aclaración y otra del cierre al final.

Ejemplo:

Juan, tira la basura.

He dicho que os calléis, clase.

La saga, Las Crónicas de Narnia, es buenísima.


OTROS USOS DE LA COMA.

1.- Aposiciones (“reunión de dos o más sustantivos sin conjunción”) explicativas.

Ejemplo:

Fue Eragon, el jinete del dragón, quien dijo que volvería.


2.- Las proposiciones adjetivas explicativas.

Ejemplo:

Los vientos del Sur, que en aquellas abrazadas regiones son muy frecuentes, incomodan a los viajeros.


3.- Cualquier comentario, explicación o precisión a algo dicho.

Ejemplo:

Todos mis amigos, incluido Juan, vendrán a la fiesta.


4.- La mención de un autor u obra citados.

Ejemplo:

Estudiar, dice mi profesor, se ha de hacer leyendo y escribiendo.


5.- Cuando se invierte el orden regular de las partes de un enunciado, anteponiendo elementos que suelen ir pospuestos, se tiende a colocar una coma después del bloque anticipado. No es fácil establecer con exactitud los casos en que esta anteposición exige el uso de la coma. Pero frecuentemente puede aplicarse esta norma práctica:

Si el elemento antepuesto admite una paráfrasis con en cuanto a, es preferible usar la coma.

Ejemplo:

Dinero, ya no le queda. (Es posible decir: En cuanto al dinero, ya no le queda).

Si, por el contrario, admite una paráfrasis con es lo que o es el que no se empleará coma.

Ejemplo:

Vergüenza debería darte (Equivalente a: Vergüenza es lo que debería darte).


6.- También suele anteponerse una coma a una conjunción o locución conjuntiva que une las proposiciones de una oración compuesta, en los casos siguientes:

En las proposiciones coordinadas adversativas (“que denotan oposición”) introducidas por conjunciones como pero, más, aunque, sino.

Ejemplo:

Puedes llevarte mi coche, pero ten mucho cuidado.

Cogieron muchas manzanas, aunque todas tenían gusanos.

Delante de las proposiciones consecutivas introducidas por con que, así que, de manera que…

Ejemplo:

Dijiste que irías, con que ya puedes ir vistiéndote.

Voy a estudiar en otra ciudad, así que me mudaré.

Delante de las proposiciones causales lógicas y explicativas.

Ejemplo:

Es rico, porque tiene un ferrari.

Están en casa, pues tienen la luz encendida.


7.- Los enlaces como esto es, es decir, o sea, en fin, por último, por consiguiente, sin embargo, no obstante, además, en tal caso, por lo tanto, en cambio, en primer lugar, y también, a veces, determinados adverbios o locuciones que desempeñan la función de modificadores oracionales, como generalmente, posiblemente, efectivamente, finalmente, en definitiva, por regla general, quizás, colocados al principio de una oración, se separan del resto mediante una coma.

Ejemplo:

Por consiguiente, no vamos a actuar sin valorar las consecuencias.

No obstante, es necesario leer para escribir.

Efectivamente, tienes razón.

Cuando estas expresiones van en medio de la oración, se escriben entre comas.

Ejemplo:

Estas dos palabras son sinónimas, es decir, significan lo mismo.

Las lluvias, sin embargo, no cayeron.

Este tipo de accidentes, están causados, generalmente, por errores humanos.

Si los bloques relacionados mediante estos enlaces forman parte de la misma oración compuesta escrita entre puntos, se suelen separar con punto y coma colocado delante del enlace, al que seguirá una coma.

Se suele colocar punto y coma, en vez de coma, delante de conjunciones o locuciones conjuntivas como pero, más y aunque, así como sin embargo, por tanto, por consiguiente, en fin, etc., cuando los períodos tienen cierta longitud y encabezan la proposición a la que afectan.

Si los bloques no son muy largos, se prefiere la coma.

Si los períodos tienen una longitud considerable, es mejor separarlos con punto y seguido.


8.- En los casos en que se omite un verbo, por que ha sido anteriormente mencionado o porque se sobreentiende, se escribe en su lugar una coma.

Ejemplo:

El árbol perdió sus hojas; el viejo, su sonrisa.

Los niños, por aquella puerta.

En matemáticas, un genio; para la música, bastante mediocre.


9.- En las cabeceras de las cartas, se escribe coma entre el lugar y la fecha.

Ejemplo:

Zaragoza, 10 de febrero de 1964.


10.- Se escribe coma para separar los términos invertidos del nombre completo de una persona o los de un sintagma que integran una lista (bibliografía, índice,…).

Ejemplo:

BELLO, Andrés: Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos.


Hasta aquí todos los usos de la coma, si os ha gustado y queréis leer más guías para escritores podréis encontrar mi lista de guías pinchando aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s