¿Qué es el flujo de conciencia?

Esta técnica narrativa consiste en describir los hechos desde la mente de los personajes, es decir, a través de sus pensamientos. Se utiliza para darle naturalidad al texto y para ello la escritura ha de ser rápida, con apenas puntuación o directamente sin ella. De ahí que se denomine flujo, corriente o incluso río de conciencia o pensamiento. En mi opinión, esta técnica es de las más difíciles de dominar, requiere mucha práctica con horas y horas de escritura de relatos poniéndola en práctica.

¿Cuál es el origen de la técnica? El flujo de conciencia fue creado o denominado así por el psicólogo norteamericano William James a finales del siglo XIX (1889). El primer escritor en usarla fue el francés Edouard Dujardin, quien escribió en 1888 Los laureles están cortados, la primera novela que usó el monólogo interior. Años más tarde llegó a España por la mano del autor Miguel de Unamuno, quien desarrolló la técnica del monólogo interior y del flujo de conciencia en sus obras Amor y pedagogía de 1902 y Niebla de 1914. Más tarde fue usado por escritores y escritoras de todas partes del mundo como James Joyce, Virginia Woolf o WIlliam Faulkner.

¿Con qué personajes o en qué ocasiones podremos usar esta técnica? El flujo de conciencia se usará, por ejemplo, para describir el mundo interior imaginado de los protagonistas.

La descripción de los acontecimientos desde el punto de vista de un personaje que no puede hablar y transmite los datos a través de pensamientos leyéndolos en su propia mente y vistos a través de sus ojos.

También podrá usarse en novelas que sean una compilación de cartas o que esté presentada a modo de diario.

¿Cómo se escribe? Como he explicado antes, no habrá apenas puntuación, por lo que los periodos oracionales serán muy extensos.

Para acabar las frases se suelen romper, es decir, dejándolas incompletas y saltando al siguiente pensamiento. Incluso en algunos libros como Noctámbulos de Héctor Clemente me he encontrado con rupturas en las propias palabras.

El formato será un único párrafo sin apenas puntos y aparte. Un rasgo curioso de esta técnica es que para aumentar la naturalidad se le permite usar faltas de ortografía como palabras partidas en dos o viceversa, dos palabras que deberían ir separadas juntas. También es frecuente que se cambie de tema en medio de la narración de una frase.

El contenido no estará casi estructurado. Será una macedonia de pensamientos, percepciones, reflexiones, emociones, recuerdos o fantasías hiladas de forma que permita seguir la historia de manera que (en mi opinión) no vuelva loco al lector. Esto se debe a que dicho contenido no va dirigido ni al lector, ni a nadie. Es únicamente lo que se está produciendo en la cabeza de un personaje, así que no está escrito para que sea entendible por una persona extraña o ajena a esa mente.

Aquí está la gran dificultad de la técnica. De normal estamos acostumbrados a usar un narrador que explique los acontecimientos, los narre o los describa, pero con esta técnica no se da ninguna explicación que facilite ser entendida por nadie más que quien la está pensando. ¡Ánimo escritores y escritoras! Seréis vosotros y vosotras quienes tendréis que mover los hilos del texto para que se cree una explicación continua sin que se note que sois los titiriteros.

Por último, os dejo un texto de ejemplo:

… el día que estábamos tumbados entre los rododendros en Howth Hesd con su traje gris de tweed y su sombrero de paja yo le hice que se me declarara sí primero le di el pedazo de galleta de anís sacándomelo de la boca y era año bisiesto como ahora sí ahora hace 16 años Dios mío después de ese beso largo casi perdí el aliento sí dijo que yo era una flor de la montaña sí eso somos todas flores un cuerpo de mujer sí ésa fue la única verdad que dijo en su vida y el sol brilla para ti hoy sí eso fue lo que me gustó porque vi que entendía o sentía lo que es una mujer…

Ulises, James Joyce.


Si te ha gustado este post, te dejo aquí mi sección de guías y actividades para escritores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s